Inicio » DC » Desbarajuste de precios

Desbarajuste de precios

Estaba yo enmímismado el viernes mientras repasaba mentalmente la lista de cosas para llevarme al pueblo y rumiaba unos espaguetis con atún que me había preparado para comer cuando sonó el teléfono.
Era un amiguete. Pretendía quedar para tomar algo por la tarde, ya que sabía de mi condición de rodriguez de la semana pasada. Imposible, me largo al pueblo en media hora.
La verdad es que me fui una hora después, pues me pasé casi media hora hablando con él. Entre otras cosas me dijo que ya había salido el Flash de Waid, que lo estaba leyendo, que merecía la pena y que me lo pillara yo también, que no me iba a arrepentir. Y yo le salí por la parte dolorosa: ¿Cuanto vale?.
Y es que últimamente hay cierto desajuste entre byn o color, tamaño, y número de páginas que me tiene mareado.
Vamos a ver unos ejemplos, todos tomos de Planeta y de DC.
La recopilación de Catwoman que acaban de sacar con material guionizado por Ed Brubaker tiene 496 páginas, es tamaño normal de comic-book y cuesta 30 eurillos.
En el caso de Amanecer y Ocaso de Green Lantern tenemos 592 páginas, con tamaño comic-book y por 28 euretes.
O sea, por 96 páginas de más, pagamos dos euros menos. Y además el material de GL no es encontrable en castelano, mientras que el Catwoman de Brubaker todavía se pueden encontrar saldos de Norma con ése material.
Y ahora vamos a una comparación en tamaño un poco más pequeño, el utilizado para los tomos de lo que ellos han denominado Universo DC:
Los tres tomos de El Espectro tienen 544 páginas cada uno y salen por 22 eurillos del ala cada uno.
El Flash de Waid que me comentaba mi amiguete tiene 464 páginas y el precio es de 24 euros.
Una vez más vemos que por dos euros menos nos encontramos con 80 páginas más.

Y mejor no comparar ambas comparaciones, viendo que entre Espectro y Catwoman hay 48 páginas, unos centímetros y 8 euros de diferencia.

Y además nos podemos indignar al pensar por qué un material sale con tamaño más reducido que el otro, cuando el baremo económico no varía tanto, dentro del abuso que me parecen las diferencias entre cantidad de páginas y precios que comento.

La verdad, no sé qué política se sigue en la elección del precio de un tomo. ¿Ponemos más barato el que creemos que se va a vender menos y la clavamos en el que seguro que la gente se va a comprar? ¿A cara o cruz? ¿Este vale más porque hoy tengo el día tonto?
Lo cierto es que no es la primera vez que ocurre, pero en tomos que rondan un precio que en la moneda anterior serían cuatro mil pelas, la decisión de comprar o no es ya más complicada que con una grapa mensual.
Si alguien es capaz de resolver el enigma, que me lo haga saber.

Saludos!

Acerca de Nacho

Previo: El dar naí estraics aguein
Siguiente: Hombres como mujeres y mujeres como hombres

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*