Inicio » DC » El problema de fijarse sólo en una parte

El problema de fijarse sólo en una parte

Curioso lo que me pasó con el tomo de Batman de The Black Mirror.

Resulta que por azares del destino cuando lo ví en la librería tenía la portada tapada por un comic que estaba sobre él, de forma que lo único apreciable era ésto:

Me podéis llamar salidorro, pero para mí eso son claramente un par de senos femeninos enfundados en un top que termina en la parte superior con forma murcielaguera.

Luego, claro está, al retirar el tebeyo salió la portada en toda su esplendor:

Pero vamos, que por unos segundo pensé que era una historia de tetas más que de pijamas…

Acerca de Nacho

Previo: Sigamos con David Miller
Siguiente: Spider-friki

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*