Inicio » Lecturas » Crisis de Identidad: El principio de todo el cacao

Crisis de Identidad: El principio de todo el cacao

Corría el año 2004 cuando DC anunció a bombo y platillo una serie limitada protagonizada por la JLA y guionizada por el novelista Brad Meltzer que iba a cambiar para siempre jamás el panorama pijamero. Y lo hizo, pero bajo mi punto de vista no cómo ellos pensaban.

La serie en sí seguida mes a mes a un servidor de ustedes le supuso una delicia. Era divertidísimo elucubrar quién sería el personaje malo maloso de la trama, hacer teorías, a cada cual más absurda, sobre el cómo y el por qué de los acontecimientos y compararlas con las cienes de miles de teorías similares o diferentes que pululaban por la red y los corrillos en la librería especializada. Por cierto, que adiviné quién era y cómo lo había hecho, aunque se me escapó el por qué.

Todo ésto, por desgracia, se perdía en su lectura en tomo (que es como ocurrió en castellano). La tensión de esperar mes a mes, de añadir alguna gotilla de información al respecto, etc. se iba totalmente al traste.

La serie se suponía que iba a ofrecer un oscurecimiento sobre el caracter de los personajes, una adulticificación del medio, una vuelta de tuerca que nunca nadie se había atrevido a dar… Pues bueno, no negaré que algo de éso hubo. Pero también supuso algo más.

A partir de aquí comenzamos a enlazar historias una tras otra hasta llegar al día de hoy. Este fue el punto de inicio. De aquí pasamos a la Crisis Infinita, de ella a 52 y el Año Después, luego nos vino la Cuenta Atrás y de ella la Crisis Final. Y justo después de ésta nos encontramos en plena Noche Más Oscura.

Sip, hay que reconocerle que a partir de la Crisis de Identidad el pijamismo deceero ya no fue el mismo, fue encadenando evento tras evento sin parar.

Y de los señores de la acera de enfrente no diremos nada, pues se puede jugar a lo mismo desde el Vengadores Desunidos, Dinastía de M, Guerra Civil, Invasión, Reino Oscuro… (igual he desordenado o saltado algo, pero es que Marvel siempre me ha llamado menos la atención…). Y por supuesto, para tirarle salivitas a los marvelitas, ellos empezaron un par de meses más tarde. Aunque también hay que reconocerles que han sido unos alumnos muy aventajados.

Y es que llevamos cinco añetes en que el pijamismo de las dos grandes es exactamente igual que el clásico juego de tablero: de oca a oca y evento que te toca…

Acerca de Nacho

Previo: Descansito
Siguiente: Estantes, estantes…

5 Comentarios

  1. A mi este Identity Crisis, por más que todo el mundo lo puso por las nubes, no me hizo nada de gracia. Me pareció una historia muy tipica y que le daba mil vueltas al asunto para al final resolverlo de forma bastante chusquera.
    Y mejor no hablamos e lo que vino después, porque ha ido de mal en peor…
    Saludetes,
    Sergio

  2. ¿Crisis de identidad “más de lo mismo”? Si se ve que he leído yo poco DC por que a mi me dejó con los ojos como platos con las cosas que pasaban en esa mini.

    Es cierto que desde hace unos años las dos grandes han ido de evento a evento pero yo que sigo más Marvel que DC para mi esta primera lo ha hecho BASTANTE mejor. Con esto no quito sus defectos pero vamos, el universo Marvel ha sido una jodida telenovela y muchos personajes han ido dando tumbos de un lado para otro, cuando segun tengo entendido llevavan demasiados años sin un cambio significativos y si “no más mutantes”, “vengadores desunidos”, “iniciativa” y “reino oscuro” no son cambios significativos (aunque temporales) no sé que serán.

    Aún estoy esperando que me expliquen que consecuencias ha tenido Crisis Final y en eeuu acabo hace ya tiempo.

    Por cierto, la reedición de “Crisis de Identidad” por 20€… ¿no es un poco cara?

  3. Aunque durante años las únicas aportaciones que hice a mi tebeoteca fueron pijamistas, nunca he sido amante de los macroeventos anuales. De hecho, hasta donde alcanzo a recordar, sólo me he leído cuatro: Crisis en las Tierras Infinitas, La Saga de Apocalipsis, la de Onslaught (que no el Heroes Reborn, cuidado) y el Infinite Crisis. Y de ellas, de la única que guardo buen recuerdo es de la primera, siendo la peor, con mucha diferencia, la última, que fue la que supuso el principio del fin (a título personal, claro está) de mi relación con un mundo, el del pijamismo, que ha pasado de ser tan cercano a algo tremendamente ajeno.
    Saludetes,
    Sergio

  4. Haya paz!

    Está claro que todos y cada uno de los compradores pijamistas se lleva las manos a la cabeza y pone a parir a la editorial correspondiente en cuanto se entera del evento. Justo antes de quitarse las manos de la cabeza y llevarlas al bolsillo, pues irremediablemente se suele picar.

    Con los años (e internet) aprendemos a seleccionar, a no comprarlo todo y sólo adquirir los episodios de la colección que solemos seguir y poco más. Lo justo para no tener que soltar una fortuna, aunque sea eso lo que ellos quieren…

  5. Yo ya lo he dicho muchas veces, Marvel ha sabido jugar sus cartas la mar de bien. Creo que el Universo Marvel no ha estado mas y mejor cohesionado que con la llegada de Bendis. Pasan cosas y ademas permanecen. Los personajes evolucionan y todo.

    En DC quieren hacer las cosas tan molonas y rompedoras que al final pasa lo que pasa: Final Crisis, Batman RIP,… Y es que Morrison no es Bendis.

    Saludazos

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*