Inicio » Lecturas » Leído: El mapa del tiempo

Leído: El mapa del tiempo

Bueno, pues si hace unos días os comentaba que estaba enfrascado en la lectura de El mapa del tiempo (con mutilación incluída) , ahora ya os puedo comentar algo de ella, puesto que ya la he concluído. Y no, El mapa del tiempo no trata de las predicciones meteorológicas para el próximo fin de semana, es sobre viajes en la corriente temporal.

Al señor Felix J. Palma un servidor lo conocía a través de diversos relatos cortos cienciaficcioneros publicados en Artifex a lo largo de sus distintas encarnaciones. Y la verdad es que en el terreno de la narrativa breve siempre me había dejado con buen sabor de boca. En cambio ésta incursión en novela larga (más de seiscientas páginas) el sabor ha sido un poco agridulce.

Por cierto, intentaré no ser demasiado destripativo en cuanto al libro, por éso de que puede haber alguno que no lo haya leído y le haga gozo hacerlo. Pero remarco el intentaré.

La novela está dividida en tres partes. La primera de ella nos habla del deseo de un caballero de viajar ocho años en el pasado para salvar a su amada de un terrible destino. La segunda trata de una joven aristócrata aburrida que cree que podrá tener una vida emocionante si se queda a vivir en el año 2000. La tercera… bueno, quizá fuera mejor no hablar demasiado de la tercera.

Tal vez debería haber advertido antes que la acción transcurre en Londres en 1896, de ésta forma igual se habría comprendido mejor el párrafo anterior. Al desarrollarse en éste año el autor se permite incluir en la novela ciertos personajes históricos que compartían escenario y época: Jack el Destripador, El hombre Elefante, H.G. Wells, Henry James, Bram Stoker

Es una novela para entretenerse y pasar el rato. La forma de escribir de Palma no resulta pesada en ningún momento y las páginas fluyen rápidamente. Aún así creo que le sobran un par de cientos de ellas. En muchas ocasiones se relatan cosas inútiles y superfluas que no hacen más que estirar el número de páginas. Pasajes como la aparición del Hombre Elefante, o el relatar completamente el contenido de la novela de La máquina del tiempo creo sinceramente que no aportan nada y que se podrían haber reducido considerablemente en duración o incluso eliminado.

Parece que le voy dando una de cal y otra de arena según voy contando cosas, pero en realidad la valoración global ha sido bastante positiva. A pesar de ése sabor agridulce que os comentaba. Y precisamente ésa sensación me la provocó la tercera parte de la historia. La parte de la que es mejor no hablar, que es más cienciaficcionera que sus predecesoras y más breve en duración. Y es que hasta ése momento Palma juega con nosotros a su antojo creando situaciones, desmontandólas después, engañando a sus personajes y a nosotros mismos en algunos momentos, de una manera bastante hábil. Y es precisamente cuando deja de engañarnos cuando deja de caerme en gracia. Quizá si ésa tercera parte hubiese sido similar a las anteriores el conjunto final habría ganado bastantes enteros.

Resumiendo se podría decir que es para leerla y olvidarse de ella al poco tiempo. Ojo, que no quiere decir que sea mala, que mientras se lee uno se lo pasa bomba. Y para quien quiera ahorrarse unos leurillos, que sepan que está editada también en tapa blanda.

Acerca de Nacho

Previo: Super Goofy
Siguiente: 20 a 1

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*