Inicio » Lecturas » Re~leído: Hellblazer de Delano

Re~leído: Hellblazer de Delano

Bueno, la campaña relectora del amigo Constantine va avanzando con paso firme, y ya hemos dejado atrás la primera gran etapa (si lo clasificamos por guionistas). Y como supongo que deduciréis se tratan de los treintayalgo numeros hechos por Jamie Delano.

Con un inicio magistral y perdiendo fuelle a pasos agigantados a partir de la docena de episodios, Delano marcó y definió la personalidad del personaje para los restos. Sí, vale que Moore lo creara en Swamp Thing y después el personaje apareciese por algún que otro lado (incluso en las Crisis de Tierras Infinitas), pero el verdadero desarrollo y asentamiento de la forma de ser de uno de los Constantines la tenemos aquí. ¿Por qué uno de los Constantines? Porque a lo largo de la lectura de la serie se puede comprobar que, aunque el escritor de turno pretenda ser fiel a lo que considera la esencia del personaje siempre se dedican a recrearlo a su idea del mismo. Supongo que me entendéis, y si no es así ya os quedará claro en futuras entradas.

206253En cuanto a lo que se encuentra en ésta etapa. Pues reflejo del Thatcherismo que azotaba Inglaterra en la época, el aire pesimista que se respiraba por aquel entonces, algunos demoniejos y bastante crítica social, puede que demasiada.

Una lástima que el señor Delano se quemase (o que yo me cansase de él), a pesar de tener algunos interludios argumentales a cargo de Grant Morrison o Neil Gaiman. Lo cierto es que fue una lástima que perdiese el norte en algunas ocasiones, haciendo deambular a Constantine de un lado a otro sin orden ni concierto. Había momentos durante las sagas de La máquina de matar o El familiar en los que no podía más que pensar: ¿cuándo narices va a terminar éso? Y ojo, que digo cuándo y no cómo, señal de la sensación que me transmitía. De todas forma es algo que me ha ocurrido en varias ocasiones con éste escritor: aquí, durante su etapa en Animal Man, en la extraña serie limitada de Mundos sin fin o 2020 Visions, suelo perderle el interés a mitad camino. No sé si será culpa suya o mía.

Bueno, al menos siempre quedará la primera docena de números, ése  buen inicio de colección digno de lecturas y relecturas variadas.

Siguiente parada: Garth Ennis.

Acerca de Nacho

Previo: ¡La leche!
Siguiente: El placebo de tener

2 Comentarios

  1. Mas razon no se puede tener. Y no, no te pasa solo a ti. Delano empieza de manera magistral, el episodio ese de las moscas es realmente bestial. Pero como muy bien dices pierde enteros a medida que avanza. Tuve la misma sensacion con la saga de La Maquina de Matar. Por momentos insoportable.

    Lo que sigue, Ennis, es de lo mas grande. Incluso la criticada etapa de Jenkins me parece una maravilla. Aunque tambien te digo que Sean Phillips es una debilidad que tengo.

    Saludazos

  2. Pues para lo que me queda de Ennis te puedes hacer la idea de que mañana mismo tendrás colgada la impresión que tengo de la etapa. Que lo sepas…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*