Inicio » Lecturas » Re~leyendo: Hellblazer

Re~leyendo: Hellblazer

Venga, para que la gente no se enfade vamos a poner una entrada de tebeos.

Es curioso cómo funcionamos a veces. Tengo unas cuantas lecturas pendientes. Algunas de ellas recién adquiridas y bastante esperadas (Magasin General #4, por ejemplo). Y en cambio el domingo a mitad tarde a mi inconsciente le da por acordarse de que aún tenía pendiente de lectura el tomo de Hellblazer guionizado por Denise Mina publicado por Planeta.

Hellblazer1Así que cuando nos marchamos al parque con sus correspondientes columpios para que el chiquillo se entretenga, un servidor se lleva bajo el brazo el mencionado tomo con la perversa intención de que sea su madre la que se encargue de vigilarlo mientras yo comienzo su lectura.

Y, como suele ocurrir, mis planes se tuercen. Mi señora se encuentra con una conocida, se ponen a charrar, el crío se marcha hacia los toboganes y demás… Así que me toca darle el tomo a mi queridísima y ejercer de vigilante y compañero de juegos. Total de páginas leídas: siete.

Y el resto de la tarde mientras jugueteo con el crío, procedemos al baño del mismo y a darle la cena, una parte de mi cabeza se dedica a germinar un largo y maléfico plan: en lugar de leer el último tomo, meterle un repasón a toda la colección del particular mago.

Y encima soy tan tonto que le hago caso. Así que tras acostarse la criatura y cenar nosotros me dirijo a la estantería, agarro los diez primeros tomos de la serie que sacó Planeta, aquella de dos números usa por tomito, y me los llevo a la mesita. Los planto en lo más alto de la inexistente pila de lectura (puesto que la pila de lectura vive en el primer cajón de la mesita para que el crío no pueda acceder fácilmente a destrozar el material), agarro el primero y comienzo a leer.

Hellblazer6Y me transporto a cuando Zinco existía y se publicaron las primeras grapas de Constantine. Disfruto y saboreo todas y cada una de las sensaciones que me transmite. Descubro que me sé la historia de cabo a rabo. En pocas palabras: me lo paso realmente bien.

Y cada noche va cayendo un tomete (o más, según las ganas o el impulso del momento). El resto de lecturas ven un poquito la luz cada noche, cuando abro el cajón, pero regresan a la oscuridad segundos después cuando lo cierro. Ignorándolas, yo me adentro en el territorio inexplorado de mi memoria. Curiosamente, aunque lo he leído todo, el material no publicado por Zinco ya no me resulta tan cercano y familiar. Avanzo por la serie tranquilamente, sin prisa.

Sin haber finalizado todavía la etapa de Delano, ya hay de momento un par de cosas que me llaman la atención y me gustan de éste Constantine antiguo en contraposición al actual. Lo primero es la luz, el colorido. A pesar de ser historias con posesiones, demonios y demás, muchas escenas ocurren al aire libre, y de día. En cambio en los últimos tiempos parece ser que si coges un comic de Hellblazer tiene que tener por defecto colores apagados y cuanto más de noche ocurran las cosas mejor. Me ha resultado sorprendente el pensar que da la impresión de que para que un comic sea “de terror” tenga que tener tonos oscuros por narices. Y supongo que la pérdida muchas veces del margen de página en blanco por la sangría de algunas viñetas o ser sustituido en multitud de ocasiones por el color negro también debe de ser una obligación en la actualidad.

La segunda cosa que me ha llamado la atención, y reconozco que es una tontería, es que John lleva pendiente. Pendiente que con el paso del tiempo desapareció para siempre jamás. Lo dicho, una tontería, pero no deja de ser una curiosidad.

De momento vamos con paso firme. ¿Me cansaré de tanto demonio, exorcismo, fuerzas ocultas y demás? ¿Montarán un motín el resto de lecturas pendientes para reclamar su derecho a ser leídas? No sé. De momento cuando ayer me estaba duchando me acordé de las primeras apariciones de Constantine, cuando Moore lo creó para La Cosa del Pantano a imagen de Sting… ¿En qué parte de las estanterías tenía yo la serie de Zinco de Swampy…?

Acerca de Nacho

Previo: Día T. Vamos a vestirnos
Siguiente: ¡La leche!

2 Comentarios

  1. A mi me ha dado por Hellblazer según las épocas o los equipos creativos, pero he de reconocer que hace por lo menos 4 años que no le leo nada (cuando fue lo de azzarello?)

    Un saludo,

    PD. Lo del plan maquiavelico en los columpios y su desenlace, no pasa nada, nunca salen bien… Pues anda que no he cargado yo con comics para leer en la playa, para terminar dando un largo y romantico paseo con la señora…

  2. Otra de tantas lecturas que tengo pendiente… necesitaria un año sabatico para poder leer todo lo que ya tengo en el disco duro, asi que esperare unos añitos. Con suerte sacan una coleccion con los primeros numeros “Biblioteca Vertigo: Hellblazer”.

    ¿Que pasa? Soñar es gratis. Sueño que los ochenta vuelven y los buenos comics para los mutantes.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*