Inicio » Varios » Disculpe, señorita, pero soy un hombre casado…

Disculpe, señorita, pero soy un hombre casado…

…Bueno, más bien un hombre hechado, o emparejado, o cómo narices se diga.

La cuestión es que una jovencita extranjera, provocativa y envuelta seductoramente en una toalla que por el tamaño más parece de mano que de ducha, me ha echado el ojo.

Como no hablo su idioma no sé exactamente que quiere, pero como se entere mi queridísima seguro que tenemos bronca.

Saludos!

Acerca de Nacho

Previo: La ciudad de los archivos.
Siguiente: Personajes de cuentos, portadas sugerentes

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*