Inicio » Yo » ¿Se retiene más al principio?

¿Se retiene más al principio?

Cuando hablé de El Juego de Ender comentaba que la trama bajaba en mi interés según aparecía nuevos libros, por lo que mi cerebro retenía menos de éstos últimos. Pensando sobre ésto en el nuevo lugar habitual de reflexión (dando golpes en la espalda al skrull de intercambio mientras espero que expulse el aire ingerido con la esperanza de que así pierda la capacidad de proyectar los excrementos al no tener gas que facilite la propulsión) se me ocurrió la tontería de que solemos retener más de las cosas al principio, cuando son nuevas, y vamos perdiendo el interés y la capacidad de retención según pasa el tiempo.
Me puse a tirar del carro y puedo recordar perfectamente los episodios de los 4F de Lee-Kirby, bastantes de Byrne y después de ésto la cosa se dispersa. De Simonson recuerdo poco, de Pacheco casi nada, de Claremont menos, incluso la reciente de etapa de Waid la tengo casi en blanco. Y lo que digo de los 4F lo podemos aplicar a otras series sin problema.
Uno de los factores que supongo que afectan es que cuando empecé a leer era más joven. Dejando al margen la teoría de que el cerebro de los niños es una esponja y lo absorbe todo y cuando creces la esponja ya está medio reseca y chupa ya poco líquido, entonces tenía más tiempo libre. Podría leer, releer y mirar con lupa cada viñeta si quería. Ahora un comic lo leo hoy, lo dejo en el estante y puede que no lo vuelva a mirar nunca más. Bueno, puede que sí, porque con la manía de estirar las historias hay veces que hay que mirar el número anterior para seguir el hilo de la historia.
Lo que me lleva a la segunda cuestión, antes en cada comic había una historia completa, lo que hace que lo recuerdes más fácilmente. Ahora están destinados más a los tomos, por lo que la capacidad de atención y retención disminuye al relentizarse el desarrollo de los acontecimientos. Puede que no recuerde cada comic de Daredevil, pero la historia de Miller en que va a visitar a Bullseye al hospital y juegan a la ruleta rusa te la puedo recitar casi sin errores y éso que no aparece en portada (aquí al lado). En cambio pregúntame algo de la etapa de Bendis en Daredevil, te diré lo que pasaba en ella, pero no lo que ocurrió en un número en concreto.
Otro motivo puede ser la capacidad de sorpresa. Si cuando terminas el comic resulta que los tipos en los que todo el mundo confía son en realidad los amos del mal te quedas de piedra. A los pocos números ya te dejarían de importar si no hay otro golpe de efecto. El problema es que hoy en día gracias a los avances, previas, spoilers y demás que aparecen en internet, la capacidad de sorpresa es bastante limitada.
Puede que a Superman lo hayan matado, resucitado, casado, exiliado, quitado los poderes, se los hayan cambiado, lo hayan partido en dos colores, etc. pero yo sigo recordado claramente el primer número de Man of Steel de Byrne y ¿Qué le paso al hombre del mañana? de Alan Moore. Lo que deja claro que la calidad (subjetiva de cada uno) de la historia también influye en la capacidad de memoria del lector.
Así que resumiendo, parece ser que entre la edad, el tiempo libre, el estirar las historias, el destripe de argumentos y la calidad de las historias no me preguntéis nada de Countdown, pero sí que os puedo hablar de Crisis en Tierras Infinitas.

Saludos!

Acerca de Nacho

Previo: La parejita: Guía para padres desesperadamente inexpertos
Siguiente: Son sólo tebeos…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*