Inicio » Yo » Almacenaje

Almacenaje

Aunque parezca mentira, tengo claramente en la memoria una imagen de los seis o siete primeros números Forum de La Patrulla-X metidos en una carpeta de esas azules con la gomilla blanca y redonda, de las de toda la vida. A ver si lo que tengo hoy en casa cabe en una carpeta…
.
El almacenaje es otro de los enemigos naturales del coleccionista. No sólo de comics, sino de cualquier cosa, sellos, muñecos, tazas, libros, cds, dvds… Pregunta a quien sea que coleccione algo y verás como tiene el problema de dónde guardar las cosas.
.
En mi tierna infancia los tebeos no eran el objeto de veneración y culto que son ahora. Te daba igual si las esquinas estaban dobladas, si se deformaba el lomo o si se te caía la leche encima (bueno, ésto sí que molestaba un poco). Llegabas a casa, lo leías y lo dejabas por ahí. Al cabo de un tiempo aparecía en la mesita de noche. Existen teorías de que hay unos seres llamados madres que se encargaban de cambiarlos de sitio, pero no se han confirmado.
.
Luego lo releías o lo metías en el armario. En mi casa la ropa la teníamos en otra habitación que dominábamos leonera y era dónde vivía el armario de la ropa, la despensa y otros trastos. Así que en el armario de mi habitación podíamos meter lo que queríamos. Principalmente juguetes, y luego tebeos y libros.
.
Al principio los ponía boca arriba, amontonados. Cada mes colocaba el número siguiente encima. Luego creció el número de colecciones y ya no los podía poner en plano, por lo que los puse de pie, uno tras otro, con su apoya libros al final para que no se cayeran. Pero el número creció y terminaron emigrando a cajas que cerraba y dejaba en la leonera.
.
Luego pasaron los años y descubrí ese invento de Mefisto que es la bolsita individual. Vamos, si pudiera pactar con él le pedía que borrara de la continuidad la de horas que me pegué embolsando toda la colección…
.
Hoy en día, en casa propia, tengo una habitación donde conviven libros, comics, el ordenador y un armario empotrado con ropa. Vamos, mi propia leonera. Lo que pasa es que queda más molón llamarlo despacho o biblioteca. Los estantes están un poco curvos por el peso, pero de momento aguanta.
.
Saludos!

Acerca de Nacho

Previo: La inercia
Siguiente: Karaoke

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*