Inicio » Yo » Futuras compras de Saló

Futuras compras de Saló

Hace bastantes años que no voy al Saló. Cuando iba por allí acababa comprando de todo, incluso cosas que no sabía ni que existían. Compraba fanzines, Pendones del Humor aprovechando que estaba allí el autor de turno, tomos de Norma porque estaba allí el autor de turno, y casi todas las novedades que me permitía mi presupuesto, estuviera el autor de turno allí o no. De ésta forma tengo en casa cosas raras y de gran valor para mí, como algún Mondo Lirondo firmado por sus autores o el primer tomo de Gon con dibujito y firma de Tanaka.
Luego dejé de ir al Saló, y compraba las novedades cuando llegaban a mi librería. Históricas son las quejas de mi librero: que sí Norma no distribuye las novedades hasta que ha terminado, que sí tengo que mandar a un amigo la víspera para que me traiga las novedades porque la distribuidora no me las va a mandar hasta la semana siguiente, etc.
Lo de comprar en la librería es cómodo, pero un jaleo. Entre lo que ha llegado, lo que falta por llegar, lo que se ha agotado pero en verdad ya ha venido y tienen que reponer, y además por el poco espacio disponible para colocar toda la avalancha de novedades la librería parece un kiosco de esos chiquitos que en septiembre están saturados de coleccionables. Incluso muchas veces acabo comprando cosas en julio que me dice mi librero que era novedad del Saló y a mí se me había pasado. Un año llegué a hacerme una lista de lo que quería comprar, se la dí a mi librero y recogí la compra al día siguiente. El resultado fue que me compré cosas dos veces porque al no ser yo el que cogió la compra de la estantería, no recordaba que me había llevado algunas colecciones. No hubo problema, lo devolví y listo.
Pues la cuestión es que hace unos días, mientras cambiaba un pañal, estaba yo echándome las manos a la cabeza pensando en el pastizal que me podía suponer las compras de las novedades del Saló de Barcelona.
Y la verdad es que no es para tanto, he visitado una web de esas que te pone la lista de todas las novedades de todas las editoriales y me interesan muy pocas cosas.
De hecho, al margen de los números regulares de alguna serie suelta, las únicas novedades que tengo idea de adquirir, a día de hoy, son el tomo de Spirou, el de Space Usagi, el de La Parejita, aunque si me los he comprado todos los anteriores de éstos tres ¿se puede considerar como serie regular aperiódica?. En ése caso lo único extraordinario es el Mouse Guard. Si desde hoy hasta que logre ir a la librería (el 10 de mayo está cada vez más cerca) leo alguna reseña del resto de material que no tengo en mente comprar y me convencen, puede que amplíe la lista.
Lejos quedan los días en que pensaba que tenía que domiciliar mi nómina en mi librería… ¿Serán efectos secundarios de la paternidad? ¿Puede que el Skrull de intercambio que tengo en casa me esté controlando mentalmente?
Saludos!

Acerca de Nacho

Previo: Dónde están los bordes?
Siguiente: Información importante sobre los Skrulls

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*