Inicio » Yo » ¡La leche!

¡La leche!

Y por supuesto, os advertí que ésto iba de mis dervaríos personales, por lo que no todo van a ser tebeos (aunque sí la mayoría), así que vamos a asustar a todos ésos que esperaban encontrarse hoy con una entrada viñetera.

En casa somos tres. Y cada uno tiene su propia leche. Es curioso pero cierto. Enumerémonos:

sojarrozComencemos por la jefa, no sea que se enfade.

Ella no toma leche, lo que bebe es una cosa rara de soja con arroz (rebautizada originalmente en el hogar como “sojarroz“) que sólo hemos localizado en un supermercado en concreto. Suponemos que es porque serán ellos los que la distribuyen.

Yo lo he intentado, pero no soporto el sabor que tiene.

Copeques3ntinuemos ahora con el retoño.

Como es normal, él toma su leche especial y supuestamente adaptada para los infantes. Sin motivo alguno, aunque quizá la verdadera causa sea porque es una de las dos marcas que hay en el Mercadona de cerca de casa y nos resulta más cómodo el adquirirla, desde que dejó de tomar leche deshidratada en polvo siempre ha consumido Puleva.

Actualmente vamos por la 3.

leche Y llegamos a un servidor, único consumidor de leche “normal” en el hogar, por así decirlo.

He puesto la primera imagen que me ha salido del buscador de internet dado que, al contrario del resto de la familia, no tengo preferencia alguna por marca o tipo. Me da igual una que otra, entera, semi o desnatada. No llego al punto de beber agua blanca por coger la más baratusca del hiper, pero tampoco soy fiel a ninguna marca.

¿Y por qué narices os cuento todo ésto?

Pues resulta que me he fijado en un curioso fenómeno que ocurre en casa. Las leches se concumen básicamente en el desayuno. Excepto la mía que también se utiliza para cocinar. Sin embargo las tres se terminan simultáneamente.

El día que tiro el brick que se ha dejado la jefa en la cocina (la primera que sale de casa) es el mismo en el que exprimo la última gota del mío y que, indudablemente, se queda corto el tercero para llenar el biberón.

¿Casualidades de la vida?

Acerca de Nacho

Previo: Re~leyendo: Hellblazer
Siguiente: Re~leído: Hellblazer de Delano

4 Comentarios

  1. Como no podía ser menos, Nacho, tu blog está resultando variado, variado…

    Lo mismo te comento un flash de geoff johns, que repescas una serie de hace años, que te digo donde conseguir leche de soja y arroz…

    Y eso que llevas 6 entradas

  2. En mi casa también hay leches para dar y tomar. Y yo soy de los que beben de la normal de toda la vida y yastá.

  3. Bueno, así que este es tu nuevo piso, eh? Pues no está mal… Muy minimalista, me gusta… En fin, que sepas que ya te he enlazado, aunque sigo pensando que no vas a dejar el otro por más que quieras…

    En fin, suerte en esta nueva aventura blogueril!

  4. Sojarroz?! :S Ya me da asquito el nombre xD pero bueno, yo directamente no bebo leche, solo en la rara ocasion que me da por desayunar (o merendar o hasta cenar) un tazon de cereales. En esas ocasiones en casa o hay de la normal o hay de la desnatada que para mi es como un poco más… sosa que la normal.

    Por cierto, lo vuestro sigue el “patron” de Fringe… que no te extrañe si lo usan para algún capitulo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*