Inicio » Yo » Magia con Patomas

Magia con Patomas

Pues siguiendo recordando cosas disneyenses de mi infancia, hace una porroná de años, en su más tierna infancia, un servidor de ustedes aprendió cuatro o cinco trucos tontos de magia gracias a Patomas.

No, el truco no consistió en hacer desaparecer del kiosco más cercano el Don Miki de turno sin que el dependiente se diera cuenta. Eran trucos de cartas. ¿Y cómo es que aprendí esos trucos? Sencillo, bastaba con leerse el…

patomas

Y es que la editorial Montena nos deleitó a la infancia postfranquista con una serie de libros didácticos con los que aprendías magia (Patomas), o a hacer experimentos caseros (Tarconi) o a amar la naturaleza (Los jóvenes Castores). Se que había alguno más, pero ahora mismo no me acuerdo.

Como siempre, y dado el tiempo transcurrido desde entonces y la proprensión de mi madre de tirarlo todo y no guardar nada, no queda de éstos manuales más que el recuerdo en mi cabeza.

Y menos mal que es así, porque por casualidad encontré uno de ellos en una librería de segunda mano, a precio prohibitivo porsupuestamente, y me dí cuenta de que mejor es tener el bonito recuerdo que la pequeña decepción que me llevé.

Acerca de Nacho

Previo: 20 a 1
Siguiente: Curiosidad en El Jinete Blanco

2 Comentarios

  1. Toma dosis fuerte de nostalgia.
    Yo esto, junto lo demás que comentas, lo tuve en mi tierna infancia, pero en un momento indefinido de la misma, desapareció y nunca más se supo. Una auténtica lástima, la verdad.
    Saludetes,
    Sergio

  2. Es que ése es el problema de empezar a recordar, que una cosa te lleva a la otra y cuando te quieres dar cuenta llegas hasta sitios que ni tan siquiera te sonaban en principio haber estado…

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*