Inicio » Yo » Miedo tontuno a la tele en blanco

Miedo tontuno a la tele en blanco

Cuando era un muchachín la televisión sólo tenía dos canales. La primera cadena cerraba sus emisiones a eso de la medianoche. Y la segunda cadena, llamada por aquel entonces UHF comenzaba a emitir a mitad tarde. Y, por supuesto, no existían los mandos a distancia.

Pues con éste panorama un servidor de todos ustedes desarrolló un temor inexplicable al final de la programación. En cuanto empezaba a sonar el himno que anunciaba el final de la emisión del día me largaba rápidamente de la habitación a buscar cobijo bajo mis mantas. No se quién me inculcó ése temor o por qué lo tenía, pero recuerdo perfectamente que lo sufría.

TV-nieve

Y no, no me vengan ahora con que la culpa es de la peli de Poltergeist, que cuando se hizo en el 82 yo ya tenía nueve añetes y mis hermanos tampoco tenían edad para ir a verla al cine. Y si mis sospechas son ciertas y fueron ellos los que me inculcaron ése temor no creo posible que el film les influyese.

Y hablando de mis hemanos, ellos le tenían miedo a los armarios semiabiertos. A mí eso no me afectaba. De hecho cuando me mudé a la habitación de mi hermano (con quien la compartí hasta su emancipación), me fue asignada la cama más cercana al armario por éste motivo.

A día de hoy la verdad es que también da algo de miedo la programación nocturna, pero en lugar de nieve o estática lo que se ve en la pantalla son juegos de llama y acierta, repeticiones de programas de la programación diurna o seres humanos haciendo guarreridas.

Acerca de Nacho

Previo: Curiosidad en El Jinete Blanco
Siguiente: Novedades de WEE para el Salón de Zaragoza

4 Comentarios

  1. Completamente de acuerdo contigo. Hoy en dia mas valdria que la nieve empezara a emitirse bastantes mas horas al dia. Pa lo que hay que ver.

    Y lo de los concursos esos, menudo timo. Hace algun tiempo antes de saber que eran esos bodrios me pique para solucionar uno de esos problemas matematicos con muchas operaciones y parentesis. Cuando tenia la solucion, y era la buena, el nota empieza a marear al personal y aunque le dijeran el resultado correcto el tio decia que no, y ademas ponia cara como de que lo que habia escuchado era la cosa mas absurda que hubiese escuchado en su vida.

    Como se aprovechan de que la cosa esta mu malita.

    Saludazos

  2. En la tele solo merecen la pena ciertas series y muy pocos consursos/programas. MU pocos.

    Por cierto Nacho, me has recordado a mi madre cuando me contaba sus historias de pequeña…
    “¿Sabes que antes solo estaba la uno y la dos?”
    “Si mama…”
    “Cuando era pequeña y me levantaba desayunaba con Felix Rodriguez de la fuente… ainss como me gustaban sus animales.”

    Y esas cosas.

  3. Los concursos ésos creo yo que, aparte de para aparecer en varios programas de zapping, no sé hasta qué punto seran ciertos o si el noventa y mucho por cien de las llamadas serán falsas realizadas por la gente que está con la presentadora en el plató para incitar a algún pobre ingenuo a llamar.

    Una vez más la reflexión final, totalmente ajena a la entrada en sí, se lleva el protagonismo.

    Curioso…

  4. Goku, si quieres también te puedo contar batallitas de Heidi y Marco, y de cuando se emitían dibujos animados después del telediario y antes de la peli en los fines de semana y…

    ainss… que mayor estoy

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*