Inicio » Cortadito » Jugueteando con la JL en la tabla

Jugueteando con la JL en la tabla

Finde más largo de lo habitual. Normalmente si no tienes críos aprovechas para meterle un achuchón a la pila de lectura, rematar alguna novela, terminar aquella temporada televisiva de la que te quedan poquetes episodios, visionar la peli que todo el mundo te recomienda y nunca te decides a ver, etc…

Peeeeeeeeeeero…

Mis queridísimos retoños no me permiten hacer todo éso. Son unos déspotas que consumen practicamente todo el tiempo libre. Por lo tanto ésas cosas sólo se pueden hacer en dos momentos: o antes de que se levanten o después de que se acuesten. Y como a mí no me gusta dejar nada televisivo a medias, muchas veces me quedo sin optar por la opción audiovisual por cuestiones de cansancio y posibilidad de quedarse frito a mitad del episodio. Así que tiré por la calle de la lectura.

Al terminar el libro que llevaba en danza se me ocurrió pasearme por la red para consultar la biblioteca y “tomar prestado” algún ejemplar. Y por azares del destino terminé sabiendo de la existencia de éste jueguecillo de Android:

Así que la vena friki me dijo que lo instalara en la tabla y viera qué tal. Y resulta que es de ésos simplones de tira para adelante matando malos en un escenario tresdeniano, subiendo de nivel conforme acumulas bajas de villanos y que desbloquean nuevas habilidades del héroe de turno y resulta cansino y repetitivo más no poder.

Sip.

Es de ésos.

Y no vean lo bien que me lo he pasado!! Nada mejor para desconectar el cerebro, olvidarte de crisis, cobros de nóminas atrasados, problemas variados y demás. Aporrear a malos y punto.

Al principio solo se puede usar a Bats, Supes y Diana. Supongo que según se avance se desbloquearán el resto de personajes a base de conseguir puntos de poder que son la moneda de cambio en el juego (o puedes hacer pagos interneteros para conseguirlos, cosa que yo ni de coña). Con ésos puntos puedes comprar uniformes para los personajes que van desde los del Nuevo 52 que son los que comienzan hasta los clasicones de toda la vida, pasando por los de Red Son, Batman Beyond, la WW con cazadora, el de Gotham Gaslight, Kingdom Come, etc… Vamos, una delicia para el friki.

Lo dicho: mecanismo de botijo y simplón. De momento ya me he cargado a Ares y a Killer Croc. Quizá porque tiro en querencias hacia DC le perdono sus carencias (que las tiene), pero al menos la cosa me entretiene mucho, que ya es bastante….

Acerca de Nacho

Previo: Parecidos razonables gastronomicos
Siguiente: El Castigador de Cromagnon

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*