Inicio » Cortadito » ¿Quién quiere un cortado?

¿Quién quiere un cortado?

Pues que me lo pida y se lo mando por mail…
Hay días y días. Ayer tuve uno de ésos arrebatos de “plofismo” y me salió la típica (y puede que repetitiva, tengo que releerme el blog para comprobarlo) entrada de “se acerca el fín del mundo, sálvese quien pueda, que viene el lobo, etc.”
Hoy en cambio no es así. Es viernes. No tengo excesivas ganas de trabajar y (por desgracia) me puedo permitir no hacer demasiadas cosas. Supongo que lo habréis notado por el número de entradas y el espacio de tiempo entre ellas.
Además, toca visita a la librería de comics. ¿Alguna recomicdación?
Hace un ratillo me ha llamado mi queridísima. Ha ocurrido algo que nos temíamos hace tiempo. Hoy es el día en que la perra le ha arreado el primer mordisco al crío. Y no nos extraña. Siempre están el uno encima del otro, y cuando uno de los dos no quiere fiestas suele largarse y punto. Y más aún desde que aprendió a gatear (el crío, no la perra). Pero cuando se ha visto acorralada por el tacatá no ha habido más remedio que atacar y huir. De todas formas no ha corrido la sangre, unos puntitos rojos en la mano que indican dónde ha marcado la perra y un destierro del animal a la terraza (la perra, no el crío).
Por otro lado, y sin venir a cuento, hoy tengo lentejitas con verduras para comer. Que ya me pasé ayer media tarde preparándolas para recalentar hoy y tomarlas calentitas. Cosas que tiene la vida moderna, que no puedes comer recién hecho. Bueno sí, pero comería a las seis de la tarde.
Para esta noche me esperan en casa los dos primeros capítulos de Fringe que me ha pasado un amiguete. ¿Qué tal están? ¿Merece la pena?
Quizás os preguntéis a santo de qué tanto cambio de tema y todo eso. Es porque el arrejuntamiento de todas éstas cosas aparentemente inconexas entre sí son las que hoy me han puesto de buen humor. Ah! Y que hoy me he ingresado la nómina de diciembre (vale, voy retrasadito, pero al menos cobro).
Pues bien, sorbito a sorbito, entre tecleos se me acaba de terminar el cortado.

Saludos!

Acerca de Nacho

Previo: Casualidades de la vida
Siguiente: Portadas alternativas

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*