Inicio » Cortadito » Tomemos un cortadito…

Tomemos un cortadito…

Sabéis de sobra que mi estado de ánimo no es excesivamente alegre. Acechan las negras nubes que podrían mandar al carajo la empresa en la que trabajo, aunque aguantamos cual… cual… ¿Se ha dicho alguna vez cómo se llama la aldea gala en la que viven Astérix y Obelix? pues eso, como un habitante de ése sitio al que creo que nunca se le ha desvelado el nombre.

Además el tema tebeístico me interesa cada vez menos. Hace unos meses esperaba ansioso la llegada del material a mi tienda habitual. Luego me dediqué a “preleer” los comics antes de que llegaran. Después sólo los adquiría en TPB o HC. Y ahora… pues compro cuatro o cinco cosas al mes. Y en el apartado “alegal” muchas veces ni leo, vuelo sobre la imágenes en busca de material para el blog y poco más.

No sé si será la mezcla de ambas cosas, que me hago mayor, la crisis que no sólo afecta al bolsillo sino también a las ideas de los guionistas, o qué será.

Es que incluso cuando paseo por el apartado repudiado por pijameros, y denominado despreciativamente como gafapastismo, de mi librería me inunda la apatía y no me resulta atractivo pillar nada.

Si añadimos a todo éso la intención de aumentar familia supuestamente planificada para éste año, oigo unos quejiditos que salen de mi bolsillo trasero (probablemente de la cartera) que me producen escalofríos. La planificación se hizo antes de la crisis, no sé si cuando pase la primavera iremos a por el tema como estaba previsto o no, ya veremos.

Lo cual me hace divagar hacia… ¿por qué ésa manía de tenerlo planificado? Mi queridísima tiene planteado el tema de en qué meses tendría más o menos tripa, la fecha aproximada de nacimiento para compatibilizar ropa, la distancia en el tiempo entre hermanos, etc. En cambio yo por mi parte sólo pienso “vamos a divertirnos fabricando al bicho”. Es broma, es broma. Pero es cierto, ellas piensan en cientos de miles de variables que a mí en principio ni se me pasan por la cabeza.

En fín, antes de hundirme del todo en la miseria y aburriros sobremanera, pongamos fin a ésta entrada.

Saludos!

Acerca de Nacho

Previo: Los valores de Tony Stark
Siguiente: Pregunta preguntosa

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*