Inicio » DC » Leyendas urbanas. El Joker

Leyendas urbanas. El Joker

Comenzamos la semana con esperanzas de relajación, organización de tiempo y poder colgar algunas entradillas diarias.
He de reconocer que por una causa u otra ésta sección ha terminado teniendo la misma periodicidad que Planetary. Incluso había llegado a pensar que se iba a demorar tanto como el famoso último número. De hecho, ya que estamos con leyendas urbanas, hay quien dice que antes del verano la serie ya habrá terminado…
Bueno, retomando la intención inicial de la leyenda de hoy, os cuento la batallita.
A mí me gusta dormirme con ruido. Me da igual si es tele o radio, pero concilio más deprisa con un “runrun” de fondo que en silencio total. De hecho si me despierto a mitad noche suelo tirar mano del pm3 que tengo en la mesita y ponerme la radio para caer más rápido. Es cuestión de encefaloplanopatía, si estás escuchando algo no te pones a pensar en nada. Y es que hay veces que empiezas a darle vueltas a las cosas mientras estás en la cama y cuando te quieres dar cuenta ya está sonando el despertador sin que te hayas vuelto a dormir.
Bueno, a centrarse que me estoy dispersando. En una de las sesiones nocturnas escuché en una emisora al azar (no me caso con nadie en la programación nocturna) una leyenda urbana que bien podríamos relacionar indirectamente con el payaso del crimen. De hecho se llama La Sonrisa del Payaso.
Básicamente consiste en que unos malos malososos te cortan las mejillas desde la comisura de la boca hasta las orejas y luego te echan zumo de limón, o lejía o cualquier otro producto para dificultar la cicatrización. Como en cualquier leyenda urbana que se precie hay muchas variantes. Si tenéis curiosidad podéis mirar algunas de las que aparecen en ésta búsqueda en glugle.
Y es que hay veces que lo que nos parece “comomolismo” en los comics es algo verdaderamente horrible en la vida real…

Saludos!

Acerca de Nacho

Previo: Thoripod
Siguiente: Igualito que en una peli porno

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*