Inicio » Varios » Consejos para Superheroínas. Hoy: Vigila quién te muerde

Consejos para Superheroínas. Hoy: Vigila quién te muerde

El aluvión de mailes que inunda nuestro buzón nos ha obligado a casi personalizar ésta sección, ya que hay muchas personas con grandes problemas que nos piden ayuda. La mayoría de ellas nos preguntan cómo conseguir poderes. Esto es algo muy peligroso y no hay que tomárselo a la ligera. Para demostrároslo os vamos a contar una historia real.

Os contaremos el caso de Eustaquia. La muchacha toda su vida había querido tener poderes. Desde joven siempre había leído tebeos pijamistas dónde animales radiactivos o tratados genéticamente (según cuál fuera el año de publicación del comic) traspasaban sus cualidades a los humanos cuando les daban un mordisquito.

El problema era que los únicos animales a los que Eustaquia tenía acceso eran tiburones, ya que era la bióloga encargada de éstos animales en el oceanográfico de su ciudad. Pero éso no suponía problema alguno, ya que recordaba la existencia de Tiburón Tigre, así que pensaba que su sueño era posible.

Como sus conocimientos de radiactividad y genética eran un poco limitados decidió tirar por el lado chapuza. Por el lado de alteración genética le dió de comer a una cría de tiburón unas sardinillas que aparecieron en la casa del pueblo de sus padres con la lata medio oxidada y caducadas desde 1975. Y para asegurarse las pasó primero por el microondas, que eso seguro que las volvía radioactivas.

Segundos antes de morir la cría de tiburón le hizo un cortecito en el dedo con uno de sus dientes y…

Vale, está claro que el resultado no es el que ella esperaba. De hecho ahora se dedica a atacar a las bañistas en la playa de su pueblo, como podéis ver:

Y es que hay veces en que es mejor quedarse como estamos en lugar de hacer tonterías.

Saludos!

Acerca de Nacho

Previo: Bueno, ya vale por hoy
Siguiente: El problema de los comics en pantalla

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados son obligatorios *

*